Visitando Madrid conectado, la ciudad que nunca duerme

Share thisShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Si estás pensando en hacer escapada durante unos días, ¡no hay mejor destino que Madrid! Una ciudad inolvidable que combina un encanto cultural, artístico, deportivo, gastronómico y de ocio. Aunque la capital Española está repleta de símbolos y rincones únicos, hay una serie de cosas que debes ver antes de irte de la “ciudad Europea que nunca duerme”.

Madrid Gran Via Metropolis

“Madrid Gran Via Metropolis” de Nan Palmero está licenciado bajo CC BY 2.0

Algunos sitios emblemáticos de la ciudad como la Puerta del Sol, la Plaza Mayor o la Gran Vía son algunos de los lugares que no te puedes perder. Sin duda, no puedo pensar en una mejor forma de conocer esta gran ciudad que visitando Madrid conectado a Internet. No sólo pude mantenerme conectado con mis amigos y familiares, compartiendo mis momentos preferidos en la ciudad, pero también pude disfrutar de las ventajas que conlleva sacar entradas para museos y eventos a través de Internet. Hay muchas formas y recorridos para conocer los lugares más importantes de Madrid pero si tienes un número de días limitados como yo, ¡mi consejo es que sigas mis pasos por las calles de la gran capital Española para no perderte lo mejor de la ciudad!

 

Primer día por madrid: Plaza de España, Palacio Real y Parque del Oeste

Tras mi llegada a la capital, me dirigí a uno de los puntos más atractivos de Madrid, la Plaza de España, situada en pleno centro madrileño. No me sorprende que esta plaza sea una de las más concurridas ya que es un lugar ideal para apreciar la actividad del centro de la ciudad. Después de ver esta plaza, me decidí a dar un paseo por las calles madrileñas y lo cierto es que su ambiente es  una de las cosas que más me fascinaron. Como no podía ser de otro modo, aproveché el descanso de mi paseo para tomarme unas tapas y un cocido tradicional madrileño en uno de los restaurantes más tradicional y conocidos de Madrid, La Bola. ¡Un plato no solamente muy rico y típico pero que te asegura que no te quedarás con hambre!

Tras esta buena comida, caminé unos pocos minutos para encontrarme ante el Palacio Real de Madrid, junto a la Catedral de la Almudena. Dos iconos madrileños que son dignos de ver en persona y que sin duda te encandilarán por su estructura y sus jardines. A tan solo unos minutos de paseo por la Calle Mayor, te encontrarás en una de las plazas con más ambiente de todo Madrid, la Puerta del Sol. Sin duda una cosa que sorprende es el número de gente que se encuentra en la plaza, y siempre te encontrarás con algún espectáculo callejero de baile o música. En esta misma plaza, se encuentra la estatua del Oso y el Madroño, el típico símbolo de la ciudad, y el Kilómetro Cero, que es una foto que hay que tener para poder decir que has  estado en Madrid (y compartirla con tu wifi portátil!).

Templo de Debod en Madrid

“Templo de Debod en Madrid” de Kus Cámara está licenciado bajo CC BY 2.0

 

Para finalizar el día, me dirigí a un sitio único para poder disfrutar de la puesta del sol: el Parque del Oeste, donde se encuentra el Templo de Debod. ¿El encanto de este lugar? No sólo fue un templo regalado por Egipto, datado del segundo siglo antes de Cristo lo cual lo convierte en una obra histórica, pero también es uno de los sitios más especiales donde acabar el día. Al caer el sol, el Templo es iluminado y sin duda constituye un recuerdo inigualable. Al igual que yo, quedarás maravillado por las vistas y la tranquilidad que transmite tanto el parque como el entorno.

Segundo día: Jornada cultural por los mejores museos de Madrid 

Un día nuevo amanece en Madrid y decidí tomarme una jornada cultural. Aunque mucha gente lo desconoce, Madrid alberga algunas de las obras artísticas más emblemáticas e importantes de la historia del país y no puedes irte sin visitar sus templos culturales. Los museos más importantes de la ciudad, el Museo Nacional Reina Sofía, El Museo Nacional del Prado y el Museo Thyssen, se encuentran todos en el Paseo del Prado, ¡lo cual no deja sitio para excusas para no visitarlos los tres! Primero, me dirigí al Museo Nacional Reina Sofía y aunque todas las obras expuestas son magníficas, sin duda la que más me cautivó fue la famosa obra de Pablo Picasso, “El Guernica”. Es una obra conocida por mucha gente pero no tiene comparación el poder verlo en persona. Quedarás completamente cautivado por la obra tanto por sus dimensiones como por su técnica. De hecho, merece la pena pasar un tiempo mirándolo de esquina a esquina para no perderte detalle de una de las obras más simbólicas de la Guerra Civil Española.

Galeria Madrid

“В залах Прадо” de FouPic está licenciado bajo CC BY 2.0

Otras dos paradas que hice y que son más que recomendables son el Museo Nacional del Prado, que expone “Las Meninas” de Velazquez y “Los Fusilamientos” de Goya entre otras y el Museo Thyssen, que ha albergado exposiciones temporales de artistas de la relevancia de Pablo Picasso o Andy Warhol, que son totalmente impresionantes y que satisfacen todos los gustos, tanto como si te gusta el arte clásico o contemporáneo, no te las puedes perder. ¡Saca antes las entradas por Internet para evitarte interminables colas!

Tras un día cultural por los museos de Madrid, no hay mejor forma de descansar y disfrutar de la ciudad que pasar la noche admirando las vistas de la ciudad desde la azotea del Círculo de las Bellas Artes. Desde esta azotea, se puede contemplar una panorámica única e inigualable de la ciudad y que además puedes disfrutar tomando unos cócteles con tus compañeros de viaje y un ambiente relajado con música para conocer a otros viajeros y madrileños que se reúnen en la azotea para relajarse frente a una de las mejores vistas de la ciudad.

Tercer día: Parque del Buen Retiro y jornada futbolística

Tristemente ya llegó mi último día en Madrid y aún me quedaban algunos lugares por visitar y no podía irme sin verlos. Pasé mi mañana en el “parque que da vida a Madrid”, el Parque Del Buen Retiro. No se trata de un parque cualquiera sino que alberga en él lugares muy especiales como el Palacio de Cristal, en el cual se puede entrar y seguro que te quedarás encandilado (al menos así me ocurrió a mí) por su estructura de cristal o la Rosaleda. Y para aprovechar del buen tiempo del que seguramente disfrutes en Madrid, lo mejor es pasar un rato bajo el sol en las barcas del Estanco Grande, donde tienes risas y recuerdos únicos asegurados.

Parque del Buen Retiro Madrid

Finalmente, como no podía ser de otra forma en la capital del fútbol, aproveché mi estancia para vivir una de las experiencias más inolvidables de mi vida: ir al estadio Santiago Bernabéu a ver uno de sus partidos de Liga. De hecho, Madrid tiene dos principales aficiones futboleras de primera división: el Real Madrid y el Atlético de Madrid con sus estadios respectivos, el Santiago Bernabéu y el Vicente Calderón.

Sin duda, si tienes la oportunidad de ir a un partido de futbol en la capital, ¡no la puedes dejar pasar! Los cantos de su afición, el ambiente y las aficiones harán que vivas una experiencia única. Y por si no tienes la suerte de conseguir entradas, ¡no debes lamentarte por perderte las celebraciones en el estadio! Siempre podrás disfrutar de la celebración uniéndote a las aficiones en la Plaza Cibeles o en la Plaza Neptuno en las que seguro te dejarás la voz y las últimas energías que te quedarán tras visitar cada rincón de esta ciudad.

Estadio Santiago Bernabéu Madrid

“El templo blanco” de mothabox está licenciado bajo CC BY 2.0

Madrid no es simplemente una ciudad dinámica y viva, sino que engloba todos los aspectos que pueden componer una ciudad. Llena de encanto para todos los gustos, Madrid es un referencia turística mundial que simplemente no te puedes perder. Sin duda, te llevarás recuerdos inigualables de la ciudad y seguro que te quedarás con ganas de más ¡Para sacarle el máximo partido a una ciudad tan multifacética como Madrid, no te olvides tu dispositivo wifi de Portable Wifi Spain para disfrutar de todas las ventajas de estar siempre conectado en la capital Española!

Share thisShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn