Conectado entre tres culturas en Granada – Mi viaje de 3 días

Share thisShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Granada

“Alhambra, Granada, España” de Diego Delso está licenciada bajo CC BY-SA 4.0

Granada, la ciudad más bonita del mundo, la ciudad mágica, la ciudad de las tres culturas… Sobran las expresiones para referirse a esta espectacular ciudad, que sin duda deben visitar para poder apreciar de primera mano todo sus encantos y ponerle vuestra propia denominación. Esta ciudad tiene sin duda algo mágico, que encanta a todo visitante que pisa sus tierras y que hace que quieras volver. Su símbolo más conocido es la Alhambra, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, pero también esconde su hechizo entre las calles de la ciudad y otras obras como la Catedral de Granada. Además, Granada alberga una gran cultura de origen gitana y flamenca que dan vida a la ciudad. Una ciudad difícilmente describible con palabras que debes visitar para poder entender su gran fama. ¡Tras esta pequeña introducción, no puedo demorar más la visita a esta ciudad, así que empecemos!

Mi viaje por Granada ha intentado incluir los lugares más típicos, que nadie se quiere perder. Pero si quieres descubrir los lugares especiales y escondidos más difíciles de ver, te recomendamos el blog sobre Granada de Molly: Piccavey.

Primer día: Descubriendo el Corral del Carbón, la Catedral de Granada, la Capilla Real y la Plaza de la Trinidad

Por fin llegué a Granada y nada más llegar, me eché a sus calles para empezar la esperada visita a la ciudad andaluza. Empecé por el Corral del Carbón, datado del XIV; que recibe su nombre por haber hospedado en él a comerciantes del carbón y servir también como almacén de mercancías. Podremos visitar su impresionante patio que recoge agua de los ríos Darro y Genil. A tan solo unos minutos del Corral del Carbón, se encuentra la segunda parada de nuestra aventura granadina.

Catedral de Granada

“Catedral de Granada” de Macnolete está licenciado bajo CC BY 2.0

La Catedral de Granada es sin duda uno de los símbolos de la ciudad, datada del siglo XVI y constituye un emblema de la historia de Granada. De hecho, curiosamente, esta catedral fue ordenada construir por Isabel la Católica en el lugar en el que se encontraba una antigua mezquita, lo cual muestra el conflicto, y al mismo tiempo la coexistencia, de las diferentes religiones y culturas dentro de la ciudad. No te puedes perder su interior. Su capilla mayor es sin duda una de sus joyas más apreciadas, culminada por una impresionante cúpula, que sin duda te dejará sin palabras. La visita por la catedral también te permitirá visitar todas sus naves, así como cada rincón de la majestuosa catedral. Sin duda una de las visitas obligatorias de Granada, que se ha convertido en una de los tesoros de la época renacentista.

Capilla Real de Granada

Foto de Dorota Strzelecka está licenciada bajo CC BY-SA 4.0

A tan solo un par de minutos de paseo desde la catedral de Granada, llegamos a la Capilla Real, templo católico situado en el centro de la ciudad granadina. Se trata de una impresionante capilla donde se conservan los restos de los reyes católicos, lo cual la convierte en uno de los principales puntos históricos de la ciudad. Además, no es solamente su historia lo que ha hecho de esta capilla un gran lugar de atracción turística, sino también la belleza de sus capilletas y retablos. ¡Una parada obligatoria en la ciudad!

Seguido a la visita a la Capilla Real, me dirigí a la Galería de Arte Granada, situada a cinco minutos a pie de la capilla. Sin duda, una galería de arte que no puede ser comparada a ninguna otra. En ella, encontrarás obras de todo tipo, ya que uno de los pilares de esta galería es la exposición de obras de todos los estilos y artistas, lo cual la convierte en una exposición completamente única. Una visita muy interesante antes de hacer mi primera parada para disfrutar de la gastronomía de la ciudad granadina. Aproveché mi paseo por las calles del centro de la ciudad para pararme en uno de sus restaurantes típicos y tomarme una tradicional olla de San Antón y para terminar unos típicos Piononos (¡que debes probar antes de irte!). Una descanso que me dejó con muy buen sabor de boca para continuar mi visita por Granada.

Fuente Plaza Trinidad

Foto de TL4LT está licenciado bajo CC BY-SA 4.0

Tras esta agradable comida, me dirigí a mis últimas paradas del día: el Monumento del Aguador y la Plaza de la Trinidad. Como pequeña explicación, el aguador era una profesión que fue traída a España por los árabes y que como su nombre lo indica, consistía en la venta de agua. Asimismo, esta estatua de bronce situada en la Plaza de la Romanilla, constituye uno de los lugares escondidos de la ciudad. Mi parada final del día fue la Plaza de la Trinidad. Se trata de una pequeña plaza que conecta las calles principales de la ciudad. Allí encontrarás la fuente de la plaza, que es el único resto de la época árabe, antes de la reforma por los reyes católicos. Un lugar con mucho encanto que junto a la naturaleza que la rodea, constituye un muy agradable paseo, perfecto para acabar mi primer día en Granada entre sus calles.

Segundo día: Visita a la Alhambra y noche flamenca

Alhambra Granada

“Corte de los Leones de la Alhambra” de Tuxyso está licenciado bajo CC BY-SA 3.0

Brilla el sol en Granada y mi segundo día en la ciudad de las tres culturas comienza. Como no podía ser de otra forma, decidí pasar el día descubriendo los secretos de la Alhambra, la joya de Granada y Patrimonio de la Humanidad. Hay varios lugares que no te puedes perder en este único lugar, como por ejemplo su espectacular parador, que te permitirá tener unas vistas inigualables. Sin duda, la Alhambra te dejará sin palabras. Cada rincón, cada sala, cada techo, cada muro, tiene un encanto especial que te fascinará. Además, hay algunos lugares simbólicos de la Alhambra que no te puedes perder. Entre ellos, se encuentra el Patio de los Leones, un patio mágico con una fuente principal que da su nombre al patio.

Justo seguido a este lugar, se llega a la torre de Damas, datada del siglo XIV y que constituye los únicos restos del Palacio del Partal. Otros lugares que debes visitar en la Alhambra es su Alcazaba (de la cual también se puede visitar su interior), la parte más antigua de la Alhambra que data del siglo IX, y cuya presencia se debe al proyecto de amurallar el recinto por Mohamed I.

Palacio Carlos V

“Interior del Palacio de Carlos V” de Ronny Siegel está licenciado bajo CC BY-SA 4.0

Seguido a mi visita la Alcazaba y sus torres, me dirigí a otra parada fundamental en la ciudad andaluza, el Palacio de Carlos V, a tan solo cinco minutos de paseo de la Alhambra. Este palacio es uno de los signos del conflicto y coexistencia de las diferentes culturas en Granada. De hecho, fue construido por el emperador romano que le da el nombre al palacio, como respuesta a la presencia de la Alhambra, construcción musulmana. No te puedes perder su patio circular, que es uno de los lugares más especiales del palacio.

Puerta de la Justicia

Foto de Andrew Dunn está licenciada bajo CC BY-SA 2.0

Otros lugares que no te puedes perder son los Palacios Nazaries. Se trata de tres palacios que sirvieron de residencia para los reyes de Granada. Sin duda, sus fuentes, elemento principal de sus patios y sus jardines te dejarán atónito y vale la pena pasar un tiempo paseando por sus alrededores. Finalizada mi visita a los palacios, me dirigí a otro símbolo de la ciudad, la Puerta de la Justicia, que es la puerta exterior más importante del recinto amurallado de la Alhambra, ya que en ella se pueden apreciar tanto símbolos árabes como símbolos cristianos que fueron implementados con la llegada de los Reyes Católicos.

Asimismo, la Alhambra es sin duda la joya de Granada y uno de los símbolos históricos del país ya que muestra la evolución y el conflicto entre la cultura musulmana durante el Al-Andalus y el restablecimiento del cristianismo con los Reyes Católicos. No sólo es la Alhambra un lugar único desde un punto de vista cultural e histórico, sino que también desde un punto de vista estético, ya que la belleza del lugar es digno de ser apreciada en persona. ¡Una visita obligatoria en Granada que no te defraudará!

La noche ya comenzaba en Granada y me decidí a vivir una noche típica andaluza dirigiéndome a un barrio gitano. En especial, fui a la Cueva La Rocio, donde puedes tomar clases de flamenco y disfrutar de un espectáculo de este tipo de baile típico Español, seguido de disfrutar de una buena cena andaluza. ¡Sin duda, una opción única y memorable para terminar un gran día en Granada!

Tercer día: Generalife

Jardines Generalife

Foto de Roberto Chamoso G está licenciada bajo CC BY-SA 3.0 ES

Llegó mi último día en Granada y me decidí a pasar el día en Generalife. Una visita muy agradable por sus jardines, que sin duda valió la pena visitar antes de departir de Granada. Otros sitios de interés en este recinto es el Teatro de Generalife, en el cual se puede disfrutar de espectáculos de baile al aire libre, que te garantizan pasar una tarde única. Tras esta memorable visita, me dirigí al Restaurante Jardines Alberto, situado a la entrada de Generalife, que se compone de numerosas terrazas, entre ellas una terraza panorámica. ¡El mejor sitio para degustar los últimos platos granadinos!

Granada es un lugar mágico, difícilmente descrito en palabras, que merece la pena visitar en persona. Su combinación de culturas, su naturaleza, su gente y su ambiente hacen de la ciudad un sitio único que no te puedes perder. Al tener tanto encanto, es uno de los lugares más frecuentados por los viajeros y turistas, así que es necesario sacar las entradas tanto a la Alhambra como el tour por Generalife con antelación para asegurarte no perderte las joyas de la ciudad andaluza. Siempre sera más fácil visitar Andalucía con un Wifi Portátil que te permita estar siempre conectado. ¡No te pierdas nada en la ciudad de las tres culturas con Portable Wifi Spain!

Share thisShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn