Conectado a Internet entre pinchos en Bilbao

Share thisShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

BilbaoSin duda lo que mejor caracteriza esta gran ciudad Española es su ambiente y su gente. Por cualquier calle en la que pasees por Bilbao, encontrarás gente muy afectuosa y alegre, que se reúne en bares para tomar los típicos pinchos acompañados de un mosto o un buen vino de la zona a cualquier hora del día.

Ciertamente es una ciudad única que merece la pena visitar si quieres conocer el norte de España en su mejor versión. Además, otra cosa que tienes asegurada cuando visitas Bilbao es la buena comida. De hecho, Bilbao es considerada una de las joyas gastronómicas de España, en la cual podrás degustar platos como el bacalao al pil-pil o unos txipirones en su tinta. Pero lo que también es difícil de ignorar es la belleza de sus calles y en especial de sus museos, que seguro que no te dejarán indiferente. Así que sin mayor demora, es momento de adentrarse en las calles de la capital Vizcaína.

Primer día: Universidad de Deusto y Museo Guggenheim

Museo Guggenheim Bilbao

“Museo Guggenheim, Bilbao” de Naotake Murayama está licenciado bajo CC BY 2.0

Nada más llegar a Bilbao, me dirigí al corazón de la ciudad para visitar sus símbolos más conocidos y frecuentados. Primero, visité la célebre Universidad de Deusto, sin duda una de las universidades más prestigiosas y reputadas del país. Nada más postrarme ante su edificio, quedé fascinado por su fachada, su estructura y su estilo, datado del sigo XIX.

Tras esta visita a la universidad más célebre de la comunidad autónoma, a sólo unos minutos de paseo, al otro lado de la ría, se encuentra uno de los monumentos y museos más conocido de Bilbao: el museo Guggenheim. Su estructura en titanio, con sus curvas y sus dimensiones son simplemente impresionantes y además disfrutarás de un agradable paseo que te conduce hasta Puppy.

Puppy Bilbao GuggenheimPuppy es una escultura de un perro, obra de Jeff Koons, que mide nada más y nada menos que 12 metros. Esta escultura está recubierta de flores naturales de diferentes colores que hacen de la obra una autentica maravilla. ¡Sin duda una foto que debes hacerte!

Tampoco te pierdas las estructuras en la parte exterior trasera del museo como la escultura de la artista francesa Louise Bourgeois con forma de araña y de grandes dimensiones que sin duda te causará un gran impacto. Sin duda, mereció la pena dar una vuelta alrededor del Guggenheim para poder encontrarme con estas dos conocidas obras. El interior del museo no defraudará las altas expectativas que crea su exterior. Dentro del Guggenheim, su exposición permanente es impresionante, con cuadros y esculturas de célebres artistas internacionales y sus exposiciones temporales han incluido obras de artistas como Andy Warhol o Albert Oehlen.

Segundo día: Casco Viejo de Bilbao, museos, Plaza Nueva y Basílica de Begoña

Casco Viejo Bilbao

Foto de Mikemod está licenciado bajo CC BY-SA 3.0 ES

Despertarse en una ciudad tan bonita como Bilbao cuesta un poco menos cuando quedan tantas cosas por descubrir. Nada más comenzar mi segundo día, me encaminé hacia el Casco Viejo de Bilbao. Empecé recorriendo las famosas “siete calles”. Sin duda, el mejor sitio para vivir el ambiente de la ciudad a niveles gastronómicos, comerciales e históricos. Te quedarás impregnado de la actividad de sus calles y de su gente. En esta misma zona, podrás visitar joyas históricas de la ciudad que no te puedes perder. Entre otras y ciertamente una de mis favoritas es la Catedral de Santiago. Declarada Patrimonio de la Humanidad, es una obra de arte tanto por su estructura externa como por su decoración interna, lo cual constituye una parada obligatoria en tu recorrido por la ciudad de Bilbao.

Tras una buena comida en uno de los bares de sus calles principales, proseguí mi visita por el Casco Viejo, ya que aún quedaban muchos lugares y exposiciones que visitar en el corazón de la  capital Vizcaína. Mis siguientes paradas fueron en la Iglesia de San Antón, seguido de una visita al Museo Arqueológico de Bilbao y al Museo Histórico Vasco. Unas paradas que valen mucho la pena si quieres entender las tradiciones de la comunidad autónoma así como los orígenes de éstas. ¡Siempre es interesante saber un poco sobre la historia de los lugares que visitamos para poder entender la dinámica de la ciudad, su gente y sus costumbres!

Plaza Nueva Bilbao

“Plaza Nueva – Bilbao – Spain-2” de Gary Bembridge está licenciado bajo CC BY 2.0

A tan solo dos minutos de paseo desde el Museo Arqueológico, podrás pasar el resto de la tarde en la Plaza Nueva de Bilbao, una de las zonas más dinámicas y vivas de la ciudad, donde poder vivir de primera mano la vida cotidiana en Bilbao. Sin embargo, si aún te quedan algunas fuerzas antes de acabar el día, es muy aconsejable desplazarse hasta la Basílica de Begoña, a unos quince minutos a pie desde la Plaza Nueva, que es uno de los lugares más frecuentados no sólo por turistas sino también por la población local ya que constituye un símbolo muy importante y de valor sentimental para los habitantes de Vizcaya. Una parada muy recomendable.

Y, ¿la mejor forma de terminar mi segundo día en Bilbao? Para acabar este segundo día intenso desde un punto de vista cultural, me quedé por el Casco Viejo, compartiendo unos vinos con mis amigos y pasando de bar en bar a probar sus mejores pinchos. ¡Con el ambiente de la ciudad por la noche y la buena compañía de la gente de allí, la noche se pasará volando y no querrás volverte al hotel!

Tercer día: Museo de Bellas Artes de Bilbao, Museo Marítimo, Estadio San Mamés y la Alhóndiga 

Museo Bellas Artes Bilbao

Foto de Pedro J Pacheco está licenciado bajo CC BY-SA 3.0 ES

Llegó mi último día en Bilbao (desgraciadamente) y había algunos rincones de la ciudad que aún me quedaban por recorrer. Para comenzar mi día, me dirigí al Museo de Bellas Artes de Bilbao, el cual alberga obras clásicas de algunos pintores muy célebres como El Greco, al igual que esculturas de grandes artistas como Eduardo Chillida. Sin duda una visita muy recomendable para los amantes del arte.

Tras la visita al Museo de Bellas Artes, me encaminé a otro museo principal en la ciudad, el Museo Marítimo. Sin duda un museo impresionante que se compone de dos zonas: una zona exterior y otra zona interior las cuales te permitirán conocer la historia y tradición marítima de la comunidad autónoma. Una exposición muy interesante que no te puedes perder. Y para hacértelo más fácil y evitar largas colas y esperas para entrar en este gran museo, ¡lo mejor es sacar las entrada con antelación a través de Internet gracias a tu dispositivo wifi!

Estadio San Mamés Bilbao

Foto de Breiniak4534 está licenciado bajo CC BY-SA 3.0

Para los amantes del fútbol, una parada obligatoria es el Estadio San Mamés, que se encuentra a una quincena de minutos de paseo desde el Museo Marítimo o que también puedes alcanzar gracias al transporte público (parada San Mamés) que te deja enfrente del estadio. Es uno de los símbolos de la ciudad, ya que la afición del Athletic de Bilbao es una de las más presentes y conocidas en todo el país.

Mi última parada fue en el centro cultural por excelencia de la ciudad, la Alhóndiga. En este centro, hay muchas cosas que se pueden hacer y está asegurado que no te aburrirás. Allí encontrarás espectáculos, actividades, exposiciones, centro deportivo entre otras. ¡El mejor sitio para pasar la ultima tarde en la ciudad! Además puedes optar por hacer una visita guiada por el centro o simplemente adentrarte a descubrir cada rincón del lugar.

Foto de Mikemodestá licenciado bajo CC BY-SA 3.0 ES

Lamentablemente, mi visita a la ciudad Vizcaína llegaba a su final pero sabía que no sería mi última vez en territorio Vasco. Si tienes la suerte de poder pasar más días en Vizcaya, una gran escapada es ir a visitar el Puente Colgante, declarado Patrimonio de la Humanidad y que une Las Arenas y Portugalete. Una estampa muy típica y que merece la pena ver en persona. Tras verlo, lo mejor es degustar un buen plato de pescado o de almejas en Santurce tras un agradable paseo a lo largo de la Ría.

Otro aspecto de Bilbao que hace que quiera volver son sus fiestas. Las fiestas de Bilbao, que tienen lugar en Agosto, son una de las festividades más conocidas de todo el país, durante las cuales las calles del centro de la ciudad se llenan de vida, fiesta, música y diversión. ¡Si viajas en Agosto a Bilbao, es sin duda un acontecimiento que no te puedes perder!

Bilbao es una ciudad llena de vida, de tradición y de belleza que se ha convertido en uno de los referentes turísticos del país. Una visita totalmente recomendable si pasas por el país. ¡Si quieres disfrutar al máximo de la ciudad, no te olvides de tu dispositivo wifi portátil en Bilbao para sacarle el mayor partido a esta gran ciudad!

Share thisShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn